dissabte, 5 de juliol de 2014

Massada Sabadell nº 37 Juny





Cómic de superhéroes y judíos, una creativa asociación


El objetivo de este artículo es rendir un pequeño homenaje al noveno arte y a sus creadores asomándonos a personajes que han quedado en el inconsciente colectivo formando mitos de la cultura popular.

Es una pincelada en el universo de los superhéroes que contienen las influencias de sus creadores, guionistas y dibujantes principalmente judíos. Aunque los primeros superhéroes no pertenecían a ninguna etnia o religión concreta sus creadores sí eran hijos  de     inmigrantes  judíos.  Los  clásicos  del  cómic  como  Superman,  Batman, Capitán América,  The Spirit o los más recientes como Spiderman, Hulk o los X-Men contienen  referencias  a  la  cultura  hebrea  porque  todos  sus  autores tienen  raíces semitas de familias europeas que emigraron a Estados Unidos. 


Para Will Eisner1  los superhéroes tienen una especificidad hebrea, refiere que el Golem es el precursor de la mitología de los superhéroes. Según una leyenda judía del siglo XVI el Golem fue una figura de arcilla moldeada por un rabino para proteger a los judíos de Praga. Los judíos perseguidos necesitaban un héroe capaz de protegerlos de las fuerzas malignas, Siegel y Schuster2 lo inventaron.

El inicio del mito del superhéroe americano se remonta al 18 de abril 1938 (aunque la fecha de portada es junio) cuando en las páginas de Action Comics #1 aparece un personaje con identidad secreta venido a la tierra desde un lejano planeta: Superman. En referencia a Superman existe cierta similitud en la idea del padre enviando a su pequeño hijo en un artilugio para salvarlo de ser aniquilado y posteriormente ser adoptado por unos padres de otra cultura, algo muy parecido a la historia de Moises.

En la primera página del cómic aparece un científico colocando a su hijo en una nave poco antes de que su planeta estalle. Nos dan una “explicación científica” para comprender la fuerza extraordinaria de Superman y tenemos la narración de la primera aventura donde Superman debe salvar la vida de una mujer inocente condenada a muerte. En el verano de 1939 aparece el primer número propio de Superman    donde explica los orígenes de Superman como Kal-El. Narra cómo el bebé es enviado  en  una  nave  a  la  tierra.  Sus  padres adoptivos lo crían como hijo propio educándolo para que use sus poderes para el bien de la humanidad.

Para el rabino neoyorquino Simcha Weinstein3  el significado del nombre Superman
(Kal-El) es “la voz de Dios” en hebreo.

Sus  creadores,  Jerome  Siegel  y  Joe  Schuster  eran  hijos  de  inmigrantes  judíos europeos, se conocieron en la Glenville High Scholl, Cleveland, Ohio. Ambos eran aficionados a los cómics y a la ciencia ficción, trabajaron en el periódico de la escuela. En 1932 colaboraban en un nuevo fanzine donde imaginaron al primer Superman como un villano con grandes poderes mentales, pero a Siegel se le ocurrió remodelar las maldades del personaje haciendo un superhombre que luchase por los oprimidos, un superhéroe de genial inteligencia con la fuerza de Sansón. Era el año 1933. Esta es la única página que ha sobrevivido del primer prototipo de Superman.  Se dice que sus inventores disimulaban su judaísmo  pero  una  de  las  películas  que  había  impresionado  a Siegel fue la versión de Paul Wegener sobre el Golem de Praga. Estos jóvenes creadores y sus familias había vivido los cambios sociales de la Gran Depresión del avance del fascismo en Europa y ahora necesitaban crear un superhombre que se enfrentase a la injusticia y salvase a los oprimidos. 

Un año después del debut de Superman otros dos artistas judíos (Kane y Finger) creaban al siguiente superhéroe: Batman. Había empezado la Edad de Oro del Cómic, al siguiente año Kirby y Simon creaban al Capitán América. Y sucesivamente hasta nuestros días creativos judíos como Hugo Pratt (Corto Maltés), René Goscinny (Asterix) o Joann Sfar (El gato del rabino) todos ellos han bebido del ideario y la tradición judía ¿En qué esta basada la ética de los superhéroes? fundamentalmente en la ética judía que difiere de la ética cristiana. Voy a hacer una pequeña comparación: la ética judía se resume en obediencia a la ley y es responsabilidad individual, para la cristiana se debe uno comportar éticamente para evitar el infierno, pone la moral al servicio del hombre, Jesús muere por redimir a  los  demás,  no  por  si  mismo. Así  el  superhéroe  sigue  la  ética  judía,  se  hace responsable de sus propios actos y, por supuesto, de sus debilidades. Unos ejemplos para ilustrar a lo que me refiero: En el cómic de Batman, Bruce Wayne de niño cae a un pozo oscuro y lleno de murciélagos, tiene miedo, su padre lo saca y le dice la famosa frase: “¿Por qué nos caemos?- Para aprender a levantarnos, responde”. 

Somos responsables de nuestros fracasos y nuestras victorias. Otro ejemplo lo tenemos en Peter Parker, Spiderman, cuando su tío le advierte que siempre tenga presente que “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Tras los cómics con un héroe protector subyacen los sentimientos de vulnerabilidad, persecución, tradición, exilio, injusticias, facilmente extrapolables a experiencias judías que han impactado en el mundo del cómic. Otra característica sería la identidad secreta, Danny Fingeroth4 habla de la clara relación entre la herencia judía y los mundos desarrollados en el cómic, explica que sirvieron para que sus creadores se involucraran en la sociedad americana porque aunque no existía una discriminación explícita, los judíos no eran aceptados en otras parcelas del mundo editorial ni de las agencias de publicidad, para Fingeroth existe un paralelismo entre la identidad secreta del superhéroe y la típica caricatura asesinato de sus padres; Spiderman pierde a sus padres y el pariente que lo ha criado, su tío Ben, es asesinado.
Pero el primer protagonista de cómic reconocido como judío nacería en 1963, Magneto5, de las manos  de  Stan  Lee  y Jack Kirby. Los mismos autores habían creado en 1961 al grupo “Los Cuatro Fantásticos” con la figura de La Cosa, otra versión del Golem. 


Sta Le apunta6  los paralelismo entr los  superroes modernos y el legad  judío son una  experiencia  enriquecedora”.  
Stan  Lee es el creador de Spiderman  y  para  el  rabino  Simcha Weinstein el personaje  de Spiderrman y su alter ego Peter Parker representan el estereotipdel neoyorquino judío clásico: “un tipo débil, algo nervioso y motivado por la culpa”.
Peter Parker es mordido por una araña convirtiéndose en Spiderman, salvado de la picadura que le otorgará superpoderes. El rey Saúl perseguía a David que se esconde en unas  cuevas  en  el  instante  que  una  araña  teje  su  trampa  de  manera  que  los soldados vieron la entrada a la cueva con semejante telaraña y pasaron de largo, salvando así la vida el futuro rey David, según la leyenda la forma de la telaraña era de una estrella de seis puntas y fue adoptada como escudo y estandarte personal del Rey de Israel. Otras creaciones de los años 60 fue Hulk una masa enorme recordando de nuevo al Golem. En los 70 la obra “Contrato con Dios7”   revoluciona con su historia de un Dios que vive en un tugurio de Brooklin y un golem convertido en jugador de beisbol.   Y llegamos a la única novela gráfica ganadora de un premio Pulitzer, Maus de Art Spiegelman donde el  simbolismo del superhéroe es adoptado por un superviviente del Holocausto.


Para finalizar esta leve pincelada me gustaría mencionar el cómic de X-Men en el primer número un grupo de adolescentes eran rechazados por la sociedad debido a su peculiar  diferencia:  poseer  habilidades  mutantes.
Se  piensa  que  nunca  van  a integrarse y que suponen un peligro,  un reflejo de que cualquier ser humano puede ser etiquetado y juzgado en algún momento de su vida. Sin embargo, la diversidad, las identidades multiformas, las multiculturalidades hacen de este planeta un espectacular y apasionante universo lleno de superhéroes.

1 Nacido en Brooklyn (1917-2015) de una familia de origen judío. Pionero de la novela gráfica.

2 Son los jóvenes  que crearon a Superman.

3 Es autor de la obra: “Up, Up, and Oy Vey!” 2006. Explica que los autores judíos pretendían escapar de la sensación de inferioridad creando superhéroes que luchaban por la justicia. Asegura que el cómic de Superman bebe directamente de la tradición y el ideario del pueblo judío.

4 Autor del libro: Disguised as Clark Kent: Jews, Comics and the Creation of the Superhero.2007

5 Aparece  en Uncanny X-Men #1 de 1963 alter ego: Max Eisenhardt

6 En la Comic Con de San Diego de 2010. Creador de más de medio millar de personajes. Leyenda viva en la historia del cómic.

7 de Will Eisner, 1978

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada